Portal sobre Salud

Legionella: qué es y cómo reconocerla


Legionella: qué es y cómo reconocerla
Otros, 1467 veces leido

La gran preocupación del paciente que contrae la legionella, es que se trata de un virus que se incuba en un periodo que fluctúa entre dos y diez días, y que además al comienzo apenas resulta reconocible. Los síntomas por lo tanto tardan unos días en aparecer y entonces ya tenemos la infección extendiéndose por nuestro cuerpo.

El gran error de los pacientes tratados con legionella, es que en un primer estadio de la enfermedad rara vez relacionan el cansancio y la fatiga a un síntoma relacionado con esta enfermedad, todo lo contrario, piensan que esta debilidad puede estar ocasionada por otro muchos factores, entre ellos la falta de sueño, el estrés,  la anemia o carencias de algunas otras vitaminas.

¿Cómo identificar la legionella?

Sin embargo debemos de estar en alerta e identificar rápidamente estos síntomas. Pueden diferenciarse dos derivaciones de la legionella.

  • La que se manifiesta como si fuese una simple gripe, con fiebre, cansancio, mal cuerpo… esta tiene la gran ventaja de que no produce neumonía.  A veces se relaciona también con dolores en las articulaciones y dolores de cabeza fuertes en los que padecen esta enfermedad. De hecho puede pasar desapercibida y el paciente ni siquiera es consciente de que la tiene, ya que la interpreta como una gripe común.n
  • Aquella que se desarrolla con neumonía si es bastante más evidente puesto que se manifiesta con la falta de aire, problemas respiratorios, expectoración en los pacientes y un malestar bastante más agudizado. El paciente llega a un estado más grave de debilidad e incluso a veces va asociada a problemas como la diarrea.n

Debido a la diferente sintomatología que produce este tipo de contagio es muy difícil de identificarla a no ser que estemos hablando de un contexto más complejo y se trate de una epidemia.  Como suele estar vinculada a los aires acondicionados o los conductos de refrigeración, es común que se desarrolle en varios individuos pertenecientes a la misma comunidad, como puede suceder en colegios, hospitales, centros de ancianos…

Sin embargo pese a su difícil diagnóstico, debemos de tener bastante cuidado puesto que se trata de una enfermedad cuya mortalidad se encuentra en el 25 %, esto se debe a que en su mayoría los pacientes que son atacados por este virus son personas que ya poseen de antemano problemas relacionados con algún trastorno respiratorio, por lo que su sistema inmunológico ya está afectado. De esta manera el virus puede desarrollarse mucho mejor y por consiguiente la infección puede derivar  a la muerte del paciente si no se toma las medidas necesarias para el tratamiento. Sin embargo en casos de contagio cuando el individuo no padece ningún tipo de patología, suele solucionarse el problema con el tratamiento adecuado de antibióticos que el médico recete en cada caso. Cuanto antes se diagnostique y se comience a tratar el virus, mucho antes haremos que el paciente quede libre de esta enfermedad en su organismo.

¿Cómo reconoce el médico si el diagnóstico del paciente es legionella?

1º La auscultación de los pulmones. El médico deberá de auscultar al paciente para descartar que los bronquios han sido afectados, por lo tanto se centrará en ruidos poco comunes en la respiración.

2º Comprobar la sintomatología general que presenta el paciente. Si padece de fiebres, dolores abdominales…

3º Descartar los antecedentes como fumador o como persona propensa a este tipo de afecciones.

4º El análisis de sangre. Es sin lugar a duda una de las pruebas más eficientes a la hora de comprobar si el cuerpo está infectado con la batería de la legionella.

5º Análisis de orina. Mediante la orina podemos comprobar si el paciente posee la bacteria que provoca la enfermedad de neumonía por legionella. Además se puede comprobar desde el inicio de la enfermedad, lo que la combierte en una prueba bastante segura.

6º Análisis de las expectoraciones. Mediante un cultivo el médico puede comprobar si el paciente está infectado de la bacteria, esto además es muy eficiente puesto que dependiendo del esputo el paciente estará más grave o menos.

Lo más acertado será acudir a nuestro centro médico en el momento de poder tener la más mínima idea de que nos encontramos ante un caso de legionella. 

cc1Legionella: qué es y cómo reconocerla


0 Comentarios sobre Legionella: qué es y cómo reconocerla


Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos sob oblogatorios.

Europa News www.portal-salud.es
Portal sobre la salud online, todas las notícias y actualidad sobre el mundo de la salud, desde productos para adelgazar, dejar de fumar, para la dermatitis hasta notícias sobre salud mental, bio, bienestar. Un punto de encuentro para conocer mejor nuestro cuerpo, cuidarnos y tener una vida sana.
Este portal de notas de prensa pertenece al grupo Cerotec Estudios www.cerotec.net, formado por más de 40 portales en internet.
© Europa News 2018